Son cuatro ingredientes básicos: amor al carnaval de calle; ganas de divertirse y de hacer reír; ser un poco mataperros; y no entender los carnavales como una competición.

Si esto se adereza con el cariño a la raíz murguera y la admiración por la chirigota gaditana y se hornea con meses de trabajo y un sentido agudizado de la musicalidad, el resultado es un nuevo concepto de la torrija carnavalera: la chirimurga, la murgota o como se le quiera llamar. Llega la carnestolenda fusión.

El carnaval de Las Palmas de Gran Canaria les reserva un espacio de encuentro en su calendario el próximo 13 de marzo. Pinche aquí para conocer el programa oficial de actos.

CHIRIMURGAS
La Chirimurga del Timple
Los primeros pasos de esta nueva tendencia fueron los que dieron los componentes de la Chirimurga del Timple, una agrupación que nació del amor al carnaval, de deseo de liberarlo del corsé del programa de actos oficial y de las ganas de echarse unas risas y compartirlas con la gente. Fue en 2016 cuando doce enamorados de las mascaritas, la mayoría cantautores, dan forma al grupo, cuya estela han seguido otros carnavaleros en los años siguientes.

La Chirimurga del Timple tuvo un éxito arrollador e inmediato. La ironía, el cuidado de las letras y la identificación inequívoca del personaje que protagonizaba las actuaciones marcaron pronto el paladar de Don Carnal.

En estos momentos son diez los integrantes, que sale a escena con guitarra, tiple y cajón.

El personaje de este año es ‘Los que se comen el coco’ y la actuación tiene una duración aproximada de 90 minutos. La presentación oficial tendrá lugar en el Teatro Pérez Galdós el 10 de febrero a las 20.30 horas. En estos momentos la venta de entradas está congelada a la espera de la evolución de la pandemia. Acceda aquí a la taquilla.

Uno de integrantes de La Chirimurga del Timple, Ardiel Zaya, traslada la ilusión del grupo por el hecho de que otros hayan tomado su testigo. «No sé si hemos creado escuela pero siempre tuvimos la ilusión de que se crearan más grupos de este tipo, como una nueva forma de expresión» del carnaval. «Nos gusta que hayan nacido más chirimurgas y que sigan naciendo», añadió.

Zaya también dice que le gusta el concepto de murgota y respalda el encuentro que se celebrará el 13 de marzo en el parque de Santa Catalina. «Ahora es la única de forma de hacerlo».

La Chichimurga
La Chichimurga es la segunda agrupación de este tipo que surgió en Las Palmas de Gran Canaria. Nació en 2020, hace dos años, al amparo de la Chirimurga del Timple y son la versión femenina y feminista del carnaval más divertido.

Está compuesta por once integrantes que presentarán el próximo 5 de febrero, en el CICCA, a las 20.00horas, su nuevo personaje, ‘Se me fue el baifo’. Su actuación, de una hora y cuarto de duración, encadenará cuplés, pasodobles, popurrís y canciones populares. Solo quedan las entradas de entresuelo, cuyo precio está a doce euros. Pulse aquí para acceder a las localidades.

Layla Abokhriss, una de sus fundadoras, mostró su alegría por el hecho de que sigan surgiendo grupos que gustan de mezclar los humores de Cádiz y La Isleta. «La Chirimurga del Timple llevaba muchos años sola», bromea.

Destaca la buena sintonía que han mostrado los grupos y apoya la idea de tener este año un espacio en el carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, pero no pierde de vista la calle. « Tenemos un sentimiento común de devolver el carnaval a la calle y de no someternos a un concurso, sino de tratar de hacer reír», prosigue.

Reconoce que ha sido un año complicado para ensayar por las limitaciones que ha impuesto la pandemia, pero para ellas la distancia nunca ha sido un obstáculo, no en vano algunas de sus componentes está en otras islas o en la Península.

La Chirimurga del Barrio
La Chirimurga del Barrio es el último grupo en coger la estela de la Chirimurga del Timple. Se estrena en 2022.

Su presentación está prevista para el domingo 20 de febrero, en el edificio Miller, a las 19.00 horas.. Las entradas, ya a la venta, tienen un precio de seis euros. Desde aquí puede comprar su localidad.

En su caso, para poder acceder al recinto no solo habrá que presentar la entrada sino entregar un kilo de alimentos no perecederos para el Banco de Alimentos.

Cuplés, pasodobles y folías conformarán su popurrí. Y el nombre su alegoría será ‘Aquí hay nivel’.

El grupo, formado por dieciséis personas, se constituyó en mayo y tiene su origen en la murga Los Chachotú. «Este modelo lo veo más simpático, más ameno», expone Paco Dávila, quien asegura que también cuentan con letristas con experiencia en el carnaval de Cádiz.

Con guitarra, timple, bombo y caja cantarán a todo. El grupo iba a llamarse ‘Los hombres de Paco’ pero Dávila declinó el honor entre risas.

MURGOTAS
La Murgota es otra perspectiva de la misma mezcla de murgas y chirigotas. Nació en 2021, hace un año, de la voluntad de un grupo de amigos, la mayoría murgueros y también músicos, por que el carnaval no se diluyera ante las restricciones por el covid. Por eso, optaron por un formato más reducido.

Para este año aparecen con el personaje ‘Los Nutrioptimistas, quien lo quiera coger que lo coach’, que conducirá un espectáculo de cerca de una hora y media. Los trece integrantes, que se acompañan de guitarra, batería, ukelele y conga.

Rubén Santana explica que su propuesta difiere algo de las otras porque «no solo es un espectáculo musical, sino también teatral». Muchos de los integrantes de La Murgota proceden de Los Nietos de Sary Mánchez.

Muchos de los integrantes de La Murgota proceden de Los Nietos de Sary Mánchez. Confiesan que no les supuso mucho esfuerzo pasar de la murga a la chirimurga.

Y considera un acierto que se les ofrezca una ventana en el programa de ctos. «El carnaval debe seguir apostando por que sigan surgiendo grupos».

Los cambios que impone la pandemia del covid-19 sobre el programa de actos del carnaval todavía no permiten conocer el número de localidades que se pondrá a la venta. Eso dependerá del aforo permitido dentro de la fase de restricciones sanitarias que corresponda al momento en que se encuentre Gran Canaria por entonces.

Lo que sí se ha decidido ya es el nombre del encuentro del 13 de marzo. Será la Noche de Chirimurgas.

Javier Darriba Canarias7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.