El secretario de la murga Los Gambusinos, Antonio Jiménez, expone que ahora los componentes deben plantearse si el año que viene repiten la experiencia o no. «Es una idea atractiva», reconoce, «pero hay que gestionarlo bien porque no deja de ser un sacrificio fuerte en cuanto a las familias, los trabajos… esto pasa factura, estamos agotados». Saben, además, que «el nivel de exigencia puede ser superior», una vez que se deja el listón tan alto. Dice que para venir a la capital grancanaria modificaron un poco su repertorio. La pérdida de cercanía la compensaron con unas buenas cuñas de queso majorero que repartieron por el parque y que, no se sabe muy cómo, llegaron a parar entre los asistentes. «Al acabar el acto, estábamos cantando fuera del recinto y vimos a una persona frente a nosotros que se estaba comiendo un trozo de queso», se ríe.

El palmarés se cerró con una buena cosecha para Los Chismosos, que acapararon el segundo premio de interpretación, el premio Tomás Pérez a la mejor letra y el premio El Criticón que conceden los medios de comunicación.

El tercer premio de interpretación fue a Los Chancletas, quienes además concedieron su propio galardón, el Tito Rosales, a Los Nietos de Kika.

En cuanto al vestuario, la condecoración mayor la obtuvieron las componentes de Despistadas; y, el segundo lugar fue para Lengüetudos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.