La polémica ha saltado en la Gala de Elección de la Reina del Carnaval en Los Llanos de Aridane, en la isla de La Palma, dejando una imagen nunca vista, como la de un diseñador que a última hora, decide lucir la fantasía que ha diseñado él mismo sobre el escenario, apartando de su sueño a la candidata elegida para esa función.

Tan extraña estampa surge después de semanas de desencuentros entre la candidata, Carolina Medina y su diseñador, Yosué Riverol. Y es que durante el proceso de creación de la fantasía, las “faltas de respeto han sido continuas hacia mi persona”, tal y como ha confesado hoy en COPE Canarias la candidata.

“Era el sueño de mi vida y se ha acabado convirtiendo en un infierno”, confiesa Carolina Medina, que relata que “quería vivir la experiencia desde dentro, ver como se hacía el traje, y lo único que conseguí es que me llamara egocéntrica”, añadiendo que “le envié whatsap y le llamé por teléfono, pero no me dejó ir al taller ni hacer nada con el traje, limitándose a decir que era un maniquí y que yo no representaba nada”.

La situación llegó hasta el punto de que “no me dejó ver el traje hasta el mismo día por la noche, ni hice pruebas de traje ni nada”, una decisión ciertamente sospechosa en el proceder del diseñador.

Se da la circunstancia de que la candidata estaba además patrocinada por el Ayuntamiento de San Andrés y Sauces en el que está empadronada, y desde esa corporación, se advirtió al diseñador que no desfilase, so pena de perder el montante de ese patrocinio.

Según confirmó la candidata, la cantidad aportada por el consistorio patrocinador fue de “2500 euros, a los que hay que añadir unas rifas que se hicieron”. En cualquier caso, hay que recordar que la Gala de la Reina en Los Llanos de Aridane tiene la calificación de inclusiva, por lo que desde el punto de vista legal, no hay ningún problema en que pueda presentarse un hombre.

Guillermo García COPE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.