Juan Carlos López sólo ha pertenecido a Trapaseros, ya sea como componente o director; también en el año 2005 con varios componentes de la murga fueron percusores de la ‘Canción de la Risa’ crearon un grupo, aunque sólo salieron ese año pero obtuvieron el segundo premio de interpretación.  De resto su vinculación en la música le ha llevado por varios grupos de folclore como Tigotán, Sabor a Voz,…

¿Juan Carlos tras muchos años al frente de la mura, ¿porqué dejarlo en este momento?

Al fin y al cabo, esa es la eterna pregunta que me llevo haciendo en la cabeza hasta que lo he decidido. Lo he tenido que dejar por mi situación personal, vuelvo  a ser padre otra vez (dos niños),  trabajo en donde tengo guardias, familia,… me es prácticamente imposible conciliar la vida personal con la murga , para estar allí al 100%.

Cuando entré como director la premisa que les dije a la murga, es que si estaba allí era para estar al 100% y ahora me es prácticamente imposible estarlo. Por eso he tomado esa decisión, que fue muy pensada, muy meditada, muchas noches sin dormir con muchas vueltas a la cama, pero al fin y al cabo me he dado cuenta que el corazón quería una cosa y la cabeza decía otra. 

¿Dejas la murga o te incorporas como componente?

A la fila no voy a volver, pero si les dije, que estaré para lo que les haga falta, siempre estaré dispuesto para ayudar a mi murga, a mi familia, al fin y al cabo, han sido 20 años en ella.

Fui un afortunado porque me pude despedir de la murga, tenerlos enfrente y contarles de primera mano cual era la situación; me ha sorprendido la cantidad de mensajes de agradecimiento que he recibido en estos días. Siento que soy afortunado, tu trabajo ha sido reconocido y me voy con ese confort.

En esos 20 años en la murga ¿con que momentos buenos y malos te quedas?

Los momentos buenos independiente mente de los concursos, me quedo con las sensaciones de lo que vivía dentro del propio local. Ir cada año construyendo poco a pocos los temas, hasta que llegan esas últimas semanas, del nervio y tensión. 

También esto tiene su parte mala, con problemas en los ensayos, discusiones,… todos quieren aportar su granito de arena y las visiones son diferentes.

¿Por qué Trapaseros decidió  elegir a Adrián García Bencomo como tu sustituto?

En este caso, cuando yo comunico a la directiva que no puedo continuar, la directiva se pone a trabajar en busca de un candidato para sustituirme. En una llamada con Ragüel, me comentaba que cuando yo entré, hacía las labores de subdirección cuando Domi no estaba. Pero en este momento no había nadie que hiciera esta labor. En dicha llamada me comenta que se lo propusieron a Adrián y la verdad es que creo que es una persona totalmente válida. Porque tiene a su padre en la murga (Lolo), que es uno de los fundadores y él lleva en la murga desde pequeño, tanto es así que perteneció a las dos etapas de la murga infantil Trapaseritos. Lleva unos 9 o diez años como componente, es una persona seria, trabajadora, humilde,… lo tiene toda para estar delante de la murga.

¿Va a ser el único cambio para Trapaseros 2023?

Lo bueno que tiene el 2023, es que el 2022 acabó hace menos de un mes. La sensación del carnaval está muy fresca, a la gente le viene ahora las ganas de unirse al proyecto. Van a volver antiguos componentes y gente nueva, con ganas y ambición de cara al proyecto del 2023

¿El carnaval ha supuesto un sobresfuerzo para poder sacar la murga?

Totalmente, cuando llegamos al concurso realmente respiramos, porque fue bastante complicado. Comenzamos en noviembre con los grupos burbuja, parón en diciembre, se dice de retomarlo en febrero, que si con dos temas, tres temas,.. fue un batiburrillo bien orquestado y que llegó a buen puerto. En mi caso, yo me la jugué demasiado, porque en un principio no estaba muy claro que Trapaseros saliera a cantar en 2022; yo aposté por salir y me la jugué porque mi mujer estaba embarazada y tenía fecha de parto dos días antes de la final, pero se adelantó dos semanas y no pude salir.

¿La murga espectáculo comenzó con Trapaseros 2013?

Nosotros ya llevábamos unos años muy cuidadosos con la parodia, es verdad que en 2012 que fuimos de militares. Intentamos que fuera lo más real posible, para que diera sentido a la interpretación del tema. También en en 2009 nos disfrazamos de plañideras (las mujeres que lloraban en los entierros), nos vestimos para la ocasión levantando a los muertos; muy bien caracterizados. El 2013 fue el punto de inflexión, cuando llega ‘El Rey León’, fue alabado y criticado a la par; pero mira ahora mismo. El presupuesto que tenia Trapaseros en 2013, se queda más que corto con las actuaciones actuales en los concursos, no sólo en las adultas, sino también en loas infantiles. He hablado con Javi Lemus de Zeta Zetas y me han comentado, que ese 2013 fue el referente para meterse ellos en esa dinámica, en la que hemos visto lo que han conseguido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.