La decisión de la capital de retrasar el carnaval tres semanas, para que tenga lugar entre el 11 y el 23 de marzo, ha provocado malestar en varios ayuntamientos, al tomar Arrecife fechas cerradas por otros municipios, En especial hay malestar en Haría y Tinajo, por el hecho de que se han enterados sus responsables por los medios de la decisión capitalina.

Con resignación, el edil de Festejos de Haría, Alejandro Hernández, dijo que «vamos a tener que cambiar fechas», añadiendo que la decisión de Arrecife «nos parece una falta de respeto». En el municipio norteño se está valorando aplazar la actividad al primer fin de semana de abril, dado que a mediados de marzo ahora se corre el riesgo de tener que hacer grandes alteraciones en el programa previsto de actividades,

En el caso particular de Tinajo, donde también se pisan fechas con la capital, está en estudio qué hacer. Y se tardará en tomar una decisión, apuntó el alcalde, Jesús Machín, partidario antes de que el Cabildo haga una mesa de regidores. «Debería haber una reunión de los siete municipios», dijo.

En Teguise también hay riesgo de que se solape su programa con el de Arrecife. En este territorio, no obstante, se está valorando aún qué hacer y cómo, según Eugenio Robayna, edil del gobierno local. «No hemos tomado una decisión», con lo que incluso cabría la alternativa de evitar los actos festivos.

Algo parejo acontece en Tías en cuanto a la opción de evitar cualquier tipo de encuentro, a juicio del alcalde, José Juan Cruz Saavedra. En este municipio se ha decidido ver cómo va evolucionando la situación sanitaria durante las próximas semanas. En caso de finalmente darse vía libre a la actividad carnavalera, principalmente en Puerto del Carmen, se mantiene el primer fin de semana de marzo como el más factible.

En cuanto a Yaiza cabe comentar que toda la actividad festiva se mantiene para los días 25, 26 y 27 de marzo, ya finalizadas las fiestas en Arrecife. Según fuentes próximas al alcalde, Óscar Noda, los actos a celebrar serán todos adaptados a la situación de pandemia. Es decir, en recinto acotado y con reservas. Se ha descartado la celebración de un coso.

El modelo de actos con limitación de aforo será también el único que tendrá desarrollo en San Bartolomé, en versión de su alcalde, Isidro Pérez. Este municipio, al menos por ahora, va a tener el honor de estrenar la actividad carnavalera de la isla, entre el último fin de semana de febrero y el primero de marzo. Eje base, los 40 años de Las Revoltosas.

En relación con el carnaval de Arrecife cabe aclarar que HSmith Solutions cobrará 23.895 euros de Arrecife si cuadra el concierto carnavalero ya contratado.

José Ramón Sánchez Canarias7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.