Este año no será, como ha venido siendo en medio siglo hasta el 2020, durante la Piñata del Carnaval, pero Santa Cruz de Tenerife podrá disfrutar este lunes, 30 de mayo, Día de Canarias, del ya tradicional Concurso de Coches Antiguos en Santa Cruz, con un recorrido por el centro de la ciudad, con salida desde el parque García Sanabria, exposición en la plaza de España y final en el Real Club Náutico. Se espera la participación de una treintena de vehículos, todos ellos matriculados antes de 1939, auténticas joyas del automovilismo mundial.

Se cumplirán así 51 ediciones del concurso, uno menos de los que cumple el Club de Automóviles Antiguos de Tenerife, al no poderse celebrarse en 2021 debido a la pandemia. De los 52 años de historia del club, casi la mitad ha estado presidido por Abel Febles, un apasionado de los coches desde muy pequeño hasta que se convirtió casi en una manera de vivir, al recibir en herencia varios automóviles y rescatar del olvido otros muchos hasta acumular, entre antiguos y clásicos, una quincena de modelos casi exclusivos, como el Overland que suele conducir para esta ocasión.

Participarán menos vehículos que hace dos años en el 50 aniversario del concurso -al coincidir en puente y al desplazarse muy poca flota de Gran Canaria-, con los pasajeros vestidos de la época-entre años 20 y años 30- cuando en Tenerife la importación de vehículos de Estados Unidos, por un particular arancel, nos permitía motorizarnos antes incluso que la Isla estuviera conectada por carreteras. En una de esas históricas monturas se subirá el alcalde José Manuel Bermúdez.

La concentración será a las 10.00 horas en el Parque García Sanabria. La salida está prevista a las 12.00 horas por la rambla de Santa Cruz para bajar por la calle San Sebastián hasta la avenida La Salle, cruzar el puente Galcerán hasta seguir por la plaza Weyler, Méndez Núñez y el Reloj de las Flores, bajar por la calle El Pilar, Villalba Hervás y La Marina hasta la avenida Francisco La Roche, donde quedarán expuesto los coches cerca de media hora, para continuar hasta el Real Club Náutico, donde se procederá a la entrega de distinciones en el transcurso de un almuerzo.

EL TF-8, EL COCHE MATRICULADO MÁS ANTIGUO QUE QUEDA EN LA ISLA
Este lunes podremos ver grandes reliquias del automovilismo mundial en las calles de Santa Cruz de Tenerife, vehículos de los años 20 y 30 del siglo pasado que están homologados como históricos y en perfecto estado para conducir. Pero no será el caso del vehículo matriculado más antiguo que existe aún en la Isla.

Se trata de un Peugeot Lyon Phaeton, de 1908, que tiene la matricula TE-8, porque sus antecesores o fueron destruidos o vendidos al exterior como el TF- (Panhard de 1902). Este coche fue propiedad de Luis Eduardo Martín Zamorano, propietario de la fábrica de Tabacos Coronas y su esposa Mariola, ambos fallecidos hace años, quienes aparecen en la foto.

El coche fue adquirido posteriormente por Lorenzo Hernández Pérez y su hermana Hortensia, ligada a los concesionarios de coches toda la vida, piloto y expresidente del C.I.T. del Puerto de la Cruz. En la actualidad están comprando vehículos para un futuro Museo del Automóvil en el Puerto de la Cruz.

Norberto Chijeb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.