El diseñador Sergio Macías ha sido el encargado de crear el nuevo escenario del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. Un espacio que habla de mar, de antigüedad y de cambio climático.

¿Qué se siente al ser el diseñador del escenario del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria en dos ediciones consecutivas? Covid mediante.

Bueno, en 2021 realizamos además el proyecto de la escenografía del programa Imagina 2022, así que son casi tres años los que llevamos formando parte del Carnaval. ¿Qué se siente? Es un orgullo para un creativo dedicado al interiorismo durante el año poder realizar una pieza de tal magnitud. Tal y como está el panorama enorgullece a cualquiera.

¿Cómo le ha ido el trabajo durante la pandemia?

Ha sido duro, pero no me puedo quejar. Profesionalmente trabajo en un sector en el que hay demanda, mucho empresario aprovechó la pandemia para hacer renovaciones y reformas y en ese sector nosotros ya estábamos posicionados. Como interioristas de hoteles, locales, restaurantes.

Así se construye el escenario del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria

Con casi 20 años de profesión, que desde 2020 esté defendiendo las escenografías del Carnaval, ¿Qué supone?

Es un reto que desde pequeño lo he tenido como uno de mis horizontes a cumplir. Soy de este barrio [Santa Catalina], me he criado aquí, entonces he sido carnavalero toda la vida, mi madre lo era. Lo tengo en las entrañas, viene de origen. De pequeño merodeaba por acá con una intención que era esa admiración hacia los grupos del carnaval y sobre todo a las escenografías tan imperiosas que se hacían por aquel entonces. El Gulliver era impresionante, el año de los piratas, de los ovnis, la Belle Époque. Recuerdo casi todos los escenarios, los he visto evolucionar, cómo ha ido cambiando la fiesta y desde que tuve la oportunidad de presentarme al concurso en 2020 para poder creerlo dije esta es la mía. Aproveché para apostar por ello. Llevaba tiempo deseándolo.

¿Han cambiado mucho los escenarios en este tiempo?

Esto era un taller de carpintería y pintura a lo bestia, con una gestión de residuos que era excesiva. Eso lo he dejado al margen, apuesto por una tecnología y un salto de innovación en lo que es la escenografía a nivel mundial. Con la empresa TecMolde empezamos a trabajar en 2020 aprovechando el tallado 3D, donde moldeo todos las piezas desde origen, antes de trabajar cualquier detalle ya lo he hecho en el ordenador. Te permite controlar al 100% el resultado final. Es una empresa especializada en series, parques de atracciones. Apostaron por mi trabajo y al final lo que plasmo en el proyecto se traslada a las piezas porque es el mismo modelo el que talla, un ordenador el que lo hace en corcho, luego hay una proyección en poli urea que permite que sea prácticamente portante. Salvo la planchada no hay prácticamente madera. Es algo que hemos intentado paliar, y más este año siendo el tema La Tierra.

Ir acordes a la temática. Otros años existía la imagen de una maraña de maderas y hierros en la parte trasera del escenario.

Los residuos son mínimos ahora. La única madera que hay es la planchada del suelo porque no hay otro material que nos permita hacerlo; el telón de fondo es una lona impresa y el resto son piezas volumétricas y tecnología avanzada.

Piezas reutilizables.

Algo muy importante de esta tecnología es que nos permite durante el año aprovechar un montón las piezas. Con las del escenario de 2020 se han hecho una veintena de eventos. Hicimos la escenografía para los Reyes Magos, presentaciones en el teatro Pérez Galdós… Tienen una durabilidad mayor frente al corcho cotidiano que teníamos antes. Al final estas piezas, las más importantes, se van a guardar y el Ayuntamiento podrá reutilizarlas.

¿Qué gran diferencia hay con el diseño de 2020?

La diferencia primordial es el crecimiento en tecnología y en audiovisuales. Hay un incremento en nivel de proyección de imágenes. El contenido de la temática es tan rico, tan global que aprovecho para poner un punto crítico a la actualidad. No es solo hacer una escenografía bonita, si no también utilizarla como un escaparate de concienciación. El cambio climático, toda la planchada es el deshielo de los Polos; los animales en extinción, al final hay un recorrido global sobre lo que estamos haciendo que es cargarnos el Planeta. Las grúas, por ejemplo, tienen un porqué, son un guiño a la acción humana y al exceso de hormigón.

Luego está el cuerpo central sosteniendo un globo terráqueo.

El cuerpo central es un homenaje a todas las civilizaciones perdidas. Ahí tenemos Egipto, Mesopotamia, Grecia, Roma. Hay un recorrido por civilizaciones que ya no existen, como diciendo que nosotros tampoco podremos estar aquí mañana. Este a la vez me permite hacer un homenaje a la mujer, que son esas dos cariátides que sostienen el templo como reconocimiento a todas esas madres que han hecho el soporte vital de la sociedad a nivel global. Y ya sobre ese templo hago un ejercicio que habla del recuerdo. Mi idea original partía de un ejercicio de cómo veríamos la Tierra en un futuro y acaba en el concepto de que la veremos «de lejos».

¿A qué se refiere?

Si a mucha gente le haces la pregunta de cómo veremos la Tierra en un tiempo te dirá que destruida u otras cosas, yo me decanto por el «de lejos», no sé si desde otro planeta o desde una nave espacial. Parece que es ciencia ficción, pero si no la cuidamos…

Imagino que ha desechado bastantes ideas por el camino.

Al final más que desecharlas, las ideas se han readaptado. En un principio le di mucha importancia el mundo animal, terrestre. Ahora sobresale mucho más el mar.

Parece el Carnaval del Mar dicen algunos.

Al final creo que estamos en una isla y aunque sepamos qué es un rinoceronte o una jirafa, somos mar, estamos rodeados de agua y nos identifica más eso que el safari. Hay más presencia del mundo marino que de fauna terrestre, que también hay. Luego hay un recorrido por las civilizaciones, jeroglíficos, escrituras mayas, las primeras de la Humanidad que son cuneiformes. Hay un trabajo de investigación para que en su conjunto todo funcione. Cada cosita tiene un porqué.

Claro, La Tierra es un concepto muy amplio.

He querido sintetizar y hacer crítica. Al final todos sabemos lo bonita que es La Tierra y nos la estamos cargando. Creo que la sociedad cada vez es más consciente pero nunca viene mal decirlo.

¿Qué papel juega el escenario en las galas del Carnaval?

Habrá varias sorpresas. Es un escenario muy dinámico. Hay varias piezas que son móviles. Algunas estarán en una gala en un sitio diferente a donde estaban en la noche anterior. Tendremos más de 250 metros de pantalla que permitirán poner mar, vegetación, las lluvias, los terremotos.

¿Esas pantallas cambiarán en función de las actuaciones?

En función del guión de las oberturas y de las actuaciones. Los grupos, las reinas, los drags, las murgas, van a aprovecharlas para contar cosas. Podrá haber cascadas, deshielos, muchas cosas diferentes. Será muy dinámico.

¿Hay algún elemento que resalte en especial? Al que le haya puesto cariño a la hora de diseñarlo, digamos.

Las cariátides que sostienen el templo. Ese homenaje a las madres y a la mujer me toca cerca. Tiene un guiño importante, porque todos tenemos a esa madre interiorizada. Son un elemento arquitectónico que se usaba en Roma y tienen esa función de sustentación, parece que están aguantando un pilar.

En este caso es el mundo.

Aguantan a todas estas civilizaciones perdidas y al globo terráqueo. Al final siempre hablamos de la madre Tierra, en femenino. Van por ahí los tiros, cuando uno analiza a nivel creativo todo el desarrollo de conceptos surgen estos planteamientos.

El resultado es fiel a las recreaciones. Una vez montado, ¿es lo que esperaba?

Es muy fiel. En el equipo son todos profesionales del sector y son quienes plasman lo que tengo en la cabeza y casi no hay diferencia.

El próximo viernes será el pregón. ¿Se podrá ver ya el escenario en su esplendor?

Ya veremos lo que es el conjunto. Pero el pregón será una antesala de lo gordo, las galas. En la de la Reina y en la Drag veremos ya todos los juguetes en acción, donde se hará un gran despliegue de medios será ahí, donde sacaremos toda la artillería pesada.

Adzubenam Villullas La Provincia - Diario de Las Palmas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.