El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha organizado un amplio dispositivo de limpieza, con cerca de 150 operarios y maquinaria, para la celebración del Carnaval en la calle, estrenando un nuevo vehículo que lleva el nombre de Batucada, al compás de la festividad. Esta nueva máquina tiene un sistema de arrastre que permite retirar vasos, botellas, restos de disfraces, latas, cartones y otros objetos de la calzada.

El concejal de Servicios Públicos, Carlos Tarife, ha recordado que se trata del primer vehículo de estas características que se utiliza en Canarias. “Continuamos apostando por mejorar la eficiencia y eficacia del servicio, y eso pasa por la adquisición de maquinaria de vanguardia como la recién bautizada ‘Batucada’”, según se informa en un comunicado.

La limpieza extraordinaria del Carnaval contará, además, con un amplio despliegue de operarios formado por mandos, conductores, peones y peones especialistas, que estarán apoyados por maquinaria para realizar adecuadamente el barrido, baldeo y recolecta de residuos.

En esta línea, Tarife ha puesto en valor el trabajo del servicio de limpieza en el Carnaval capitalino, ya que “son los operarios de limpieza quienes logran que al día siguiente de cada evento carnavalero las calles de la ciudad luzcan impecables”.

La aglomeración de miles de personas que se espera del 23 al 27 de junio ocupará las calles, avenidas y plazas de la capital, por lo que la empresa Valoriza S.A. ha elaborado una planificación de medios para garantizar una limpieza viaria exhaustiva y eficiente, de forma que “solo el viernes 24, que arranca el Carnaval en la calle con la Cabalgata Anunciadora, se contará con un total de 135 operarios y 60 equipos de limpieza”, tal y como ha destacado el concejal.

Los horarios de trabajo estarán marcados por el fin de música y el desalojo de los carnavaleros y carnavaleras a las horas pactadas por el Ayuntamiento. Sobre ello, Tarife ha destacado que “siempre hubo una exquisita colaboración por parte de la Policía Local de Santa Cruz para que el servicio de limpieza pueda comenzar a la hora planificada y poder terminar el servicio siempre antes de que la fiesta comience de nuevo”.

Asimismo, desde el consistorio capitalino recuerdan que este año, con la excepcionalidad de que se celebran los Carnavales en junio, habrá menos tiempo para volver a la normalidad en la ciudad, dado que el fin y el comienzo de los eventos cuentan con escasas horas de diferencia, de forma que “la limpieza dura seis horas en total, pero las áreas principales estarán en orden en cuatro”, ha expuesto el edil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *