El presidente de la Federación de Áreas Urbanas de Canarias, Abbas Moujir, ha mostrado su preocupación por el daño que supone la suspensión del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife para la economía en el municipio.

“La no celebración de la fiesta en las fechas habituales es otro palo más en las ruedas. Hay que tener en cuenta que para muchos empresarios y, sobre todo, para muchas pymes, los actos en la calle son un revulsivo después del parón que se registra tras la campaña de Navidad y Reyes”, ha asegurado en COPE.

En este mismo sentido, el representante de la patronal ha querido subrayar que, en condiciones normales, las ventas de estos días permiten que una buena parte del empresariado de la ciudad pueda mantenerse hasta dos y tres meses de manera desahogada.

“El comercio suele acumular en la semana grande las ventas de todo un mes. La situación es mucho peor para los bares, restaurantes y cafeterías porque pueden aguantar perfectamente uno o dos meses con lo que venden en siete días”, ha precisado.

En cualquier caso, Abbas Moujir es optimista y espera que todas las pérdidas de febrero y marzo puedan compensarse con los actos que el Ayuntamiento capitalino ha programado para el próximo mes de junio.

Melisa Torres COPE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.