Ana Portocarrero, diseñadora del traje de la reina, es una chicharrera de Valleseco. Se trasladó a Tazacorte, donde su padre, carpintero de ribera, estableció la residencia hasta que ella se mudó a Los Llanos. La propia Ana fue reina en 1996 y al año siguiente hizo su primer diseño de trajes para las galas.

Cuando se le pregunta sobre su diseñador favorito, admite su admiración por Santi Castro, autor de la fantasía ganadora este año en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. Precisamente la edición de 2022 fue la primera vez que presentó una reina infantil en la capital tinerfeña, una experiencia que no le era ajena, ya que con Yosxu Riverol formó parte de su equipo cuando el creador palmero logró en Santa Cruz la tercera dama infantil en 2020. La diseñadora evita posicionarse sobre la polémica y y recuerda que también en Santa Cruz «este año vi cosas desagradables como el roce entre dos diseñadores».

Ana rompe una lanza por el diseñador, de quien se reconoce amiga. «Hay que oír a las dos partes». Y asegura que no es la primera vez que se cambia a la candidata inscrita en una gala de Los Llanos horas antes de que comience.

Humberto Gonar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.