El teatro Guimerá acogió la tarde-noche del domingo la presentación de la fantasía de la murga Ni Pico-Ni Corto, que lleva por título «Bronce no es, plata no sé y me da que oro tampoco. 50 años en Carnaval», una creación de Lito Díaz que saca punta a las bodas de oro que celebra esta sociedad del barrio de El Toscal desde su fundación. En la velada, uno de los momentos más entrañables, el tributo al componente de la sociedad que se ha mantenido desde su fundación, Fino Díaz, hijo de Abelardo Díaz –cofundador de la murga junto a Domingo Ortega–, y quien le dio el testigo de la murga a la tercera generación de la familia, David Díaz, hace dos años.

Tras la proyección de un emotivo vídeo, que recuerda la entrega y la defensa tanto de Ni Pico como del Carnaval en general, en el que participan grandes de la fiesta como Antonio Ramírez El Chocolate, Pedro Mengíbar, Manolo Peña y varios componentes de la murga, la sociedad le regaló un llavero con los 24 premios que ha sumado la murga en 50 años.

Se otorgó el primer premio Abelardo Díaz, que recayó en la comparsa Joroperos, mención que desde ahora se entregará a quienes se distingan por la constancia y la difusión de la fiesta.

Humberto Gonar eldia.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *