El Área de Cultura del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz promueve iniciativas para acercar a los y las escolares y fomentar su participación en las tradiciones locales. Entre ellas destacan los talleres del proyecto educativo Mataculebra, dirigido a alumnos de Primaria, que han dado comienzo este jueves en el CEIP César Manrique y se desarrollarán a lo largo del mes de febrero en diversos centros del municipio.

El alcalde Marco González subrayó que se cumplen 25 años de la recuperación de esta tradición singular por parte del Área de Cultura con el objeto de llevar a los colegios un proyecto educativo que pretende brindar al alumnado la oportunidad de conocer desde dentro uno de los elementos más singulares de la cultura popular y el carnaval portuense. “Una labor que recuperó el municipio en el año 1997, y que comenzó a escenificarse los colegiales en 1999, para dar a conocer el significado y la simbología de una manifestación cultural que en nuestra ciudad tiene en Manuel Catalina y sus descendientes a sus mayores representantes”.

Los talleres se han diseñado para divulgar, impulsar y promover una manifestación cultural que llegó a Canarias a finales del siglo XIX de la mano de los emigrantes que regresaron de Cuba. En el caso de Puerto de la Cruz, fue introducido por un retornado cubano llamado Manuel Díaz, popularmente conocido por Manuel Catalina. Se desarrollan como una actividad escolar para alumnos de 5º de Primaria, durante cuatro semanas en horario lectivo y están dinamizados por monitores con experiencia. Este 2022 los colegios participantes en la formación y escenificación del rito son Tomás de Iriarte, San Antonio y César Manrique.

El alumnado profundiza en estos talleres en cuestiones como la emigración, el origen y significado de los protagonistas de la escenificación, además de aspectos históricos del folclore y el carnaval. De esta manera, se estimula su participación en la conservación del patrimonio cultural portuense, al tiempo que aprenden desde una perspectiva lúdica y artística.

Conocido como Matar la culebra o el Mataculebra, este ritual está considerado uno de los géneros más curiosos e interesantes del folclore musical de las Islas Canarias. Se trata de un espectáculo que aúna música, danza y representación escénica y forma parte del denominado folclore de emigración. La muerte de la culebra establece una relación metafórica para expresar la victoria sobre el mal, que amenazaba la vida de la comunidad en los pueblos africanos, y la representación simbólica de la explotación de los negros en el sistema esclavista en Cuba.

Desde que esta tradición fue rescatada por la concejalía de Cultura en 1997, los y las escolares de los centros públicos de Puerto de la Cruz lo escenifican por las calles más emblemáticas de la ciudad cada lunes de carnaval. Por segundo año consecutivo, y a causa de la crisis sanitaria, las representaciones este año tendrán lugar del 23 al 25 de febrero en cada centro educativo, bajo los protocolos y medidas de seguridad establecidas por las autoridades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.