Tras dos años sin la celebración del Carnaval, una de las mayores fiestas por excelencia en la isla de Tenerife, los negocios dedicados a este sector reafirman que su actividad se ha visto totalmente resentida causando un valor incalculable de pérdidas. Para las empresas locales del mundo del disfraz, la ausencia de este evento les ha supuesto que su economía se vea gravemente afectada y con falta de apoyo de las instituciones.

Es algo que le ha sucedido a la tienda La Mansión Mágica, cuyo gerente explica a Atlántico Hoy lo difícil que ha sido para el negocio convivir con la pandemia. ‘’Para una empresa como la nuestra, que se fundó principalmente con la idea de cubrir una parte de la oferta de carnavales, ha sido un auténtico problema. Nos hemos quedado sin el mejor momento de ventas del año, ya que para nosotros los carnavales equivalen a la campaña de Reyes de otros negocios’’, señala el gerente de la tienda.

Ventas insuficientes
A pesar de que este tipo de tiendas comercializa con atuendos o material para otras celebraciones como cumpleaños o festividades como Halloween, lo cierto es que no logran acaparar todas las ventas que lograba el Carnaval.

Por esto, el gestor de La Mansión Mágica destaca que ”es cierto que cubrimos tambien épocas como Halloween, Navidad o coleccionismo en verano, pero es insuficiente para salvar el año. Los carnavales nos dan la puntilla y hacen que podamos seguis subsistiendo y atendiendo un segmento de calidad medio-alto para los disfraces y complementos de Carnaval”.

A su vez, señala han intentando evitar las pérdidas en la media de lo posible. ”No hemos tenido ninguna ganancia, y así no puede subsistir una empresa de este tipo tan especializada. Nos hemos planteado incluso cerrarla y cambiar de negocio, pero vamos a esperar”.

Falta de ayuda por parte de las instituciones
En está línea, señala que aunque las instituciones afirman haberse reunido con los sectores afectados, declara que las instituciones no les han preguntado por su situación. ”Ni nos han preguntado, ni nos han invitado a participar en ninguna reunión para preguntarnos sobre nuestra postura. Hablan de nosotros, los comerciantes especializados, como si nos conocieran”, denuncia el gerente.

De igual forma, resalta que se han sentido excluidos y piden a las instituciones ”un poco más de cariño” hacia los que realmente participan y ayudan a que el Carnaval de la calle sea un éxito al ”atender, facilitar, vestir, complementar” a los carnavaleros cada año.

Esperanzas en el Carnaval de junio
Santa Cruz de Tenerife celebrará los actos de su Carnaval 2022, en principio, durante el mes de junio. A pesar de la pandemia, desde la corporación municipal no descartan totalmente que la fiesta pueda realizarse también en la calle. Por esto, los comercios como La Mansión Mágica mantienen la esperanza de que esta posibilidad se haga realidad, ya que supondría una noticia más que fundamental para la recuperación económica del negocio.

”No sabemos exactamente ni hay garantías de que se pueda celebrar el Carnaval de calle en junio, pero esperamos que así sea. Pasar otro año sin carnaval nos va a traer problemas que nos harán replantearnos algunas cosas”. De igual manera, el gerente comenta que en otras zonas del país se están planteando la realización de festividades como la Semana Santa, la Feria de Abril o Las Fallas, por lo que ”le cuesta creer que no pueda celebrares un Carnaval en la calle en el mes de junio”.

Desde este negocio tinerfeño confían en que el mes de junio sirva de escenario para la vuelta del carnaval en la calle y que por fin puedan mejorar su economía, que también equivaldrá a la creación de puestos de trabajo.

Alba  Marichal 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.