La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias confirmaba en el día de ayer el segundo caso de viruela del mono en el archipiélago, concretamente en la isla de Tenerife, un virus que por el momento, mantiene en alerta a las autoridades sanitarias ante su evolución, aunque existe el convencimiento de que es “muy difícil” que llegue convertirse en una epidemia, o incluso en una pandemia como ha ocurrido con el SARS-CoV-2.

En esa línea se ha manifestado hoy el director del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias Jacob Lorenzo, en La Mañana de COPE de Tenerife, recordando que “los sistemas de alerta están activados y funcionan, y este virus es de ADN y no ARN, lo que hace que le cuesta más transmitirse entre humanos, por lo que el mensaje debe ser de tranquilidad”.

Con la proximidad en el horizonte del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife , y otras fiestas populares propias de la época estival, Lorenzo añadió que este verano, en estos grandes eventos multitudinarios como “grandes festivales, conciertos o fiestas”, lo que tenemos que tener claro es que, “hay actividades de riesgo en las que tendremos que tener mucho más cuidado con las personas que vayamos a intimar”.

El prestigioso virólogo desveló que “desde el Ministerio de Sanidad se nos ha enviado una serie de actividades que deberíamos evitar, como por ejemplo los contactos promiscuos, o una alta promiscuidad durante las próximas semanas”, y dejó claro que “ese es el aviso, y lo que tenemos que llevar a cabo para que no sigan infectándose personas, así que hay que colaborar todos”.

Lorenzo explicó que la vía de contagio fundamental es siempre “con un estrecho contacto prolongado en el tiempo”, que lleve aparejado un “intercambio de fluidos biológicos como la saliva y otros fluidos”. En cualquier caso, “todavía no está claro que nos podamos infectar con las gotículas que expulsamos cuando hablamos”, aunque puso un ejemplo práctico: “Para contagiarnos de esta forma, deberíamos estar en una habitación cerrada durante varias horas con la persona infectada, y esa persona debería expulsar muchas gotículas”

Guillermo García  COPE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.