En el cuestionario remitido por Fiestas a las murgas adultas, se interesa por el número de componentes de cada formación crítica. Sin embargo, obvia una cuestión que podría ser decisiva en el particular de los colectivos con más componentes.

La pregunta del millón sería conocer Zeta-Zetas, Diablos Locos, Bambones, Mamelucos, Triquikonas… –que siempre se han caracterizado por salir con casi un centenar de integrantes– aceptaría participar en un Carnaval con restricciones en el número máximo de integrantes.

¿Saldrían los grupos críticos más numerosos si se limita la participación a 35 componentes? Ese número fue el que Fiestas estableció cuando intentó organizar las habaneras.

De las grandes, muchas han dicho que es innegociable recortar componentes; prefieren cantar un tema a quitar integrantes.

Humberto Gonar eldia.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.