La derrota de España en la final de fútbol masculino en los Juegos Olímpicos de Tokio deja el sabor agridulce de una medalla de plata. Pero a Canarias le ha valido para celebrar una nueva presea para un isleño: Pedri. El futbolista del FC Barcelona cerraba en el podio olímpico una temporada tan larga como exitosa.

Después de acumular un total de 73 partidos entre Liga, Champion, Copa, Selección y los propios Juegos, el tinerfeño culmina un año en el que ha cosechado buenas críticas y se ha ganado la confianza de entrenadores como Koeman, Luis Enrique y ahora Luis de la Fuente. Y de paso ha reforzado el cariño de su tierra y el orgullo de los canarios, que así lo hicieron ver a través de las redes sociales nada más culminar el encuentro con Brasil.

Incluso desde el Carnaval llegaron las felicitaciones, gracias a la murga Diablos Locos, siempre tan pendientes de cualquier Trending Topic que se pueda colar en Canarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.