“El carnaval es una anarquía donde lo que prima es la alegría”. Así concluye José Manuel Bermúdez, alcalde de Santa Cruz de Tenerife, su entrevista en exclusiva para Tourinews. El Carnaval de Santa Cruz de Tenerife está considerado Fiesta de Interés Turístico Internacional y mueve cada año a miles de viajeros que quieren disfrutar de la explosión de color y música que se vive en las calles.

En este febrero, Bermúdez ha querido transmitir a todos los ciudadanos de Santa Cruz su pasión por estas fiestas para “mantener viva la llama del Carnaval”. Además, aunque entiende la necesidad de cancelarlo, lamenta que este golpe llegue cuando Tenerife estaba viviendo “un momento muy dulce” en cuanto a la vinculación de sus fiestas carnavalescas y el turismo, que suponía unos ingresos de 35 millones de euros. No obstante, José Manuel Bermúdez asegura que trabajarán “a tope” para regresar “con más fuerza que nunca” en 2022.

Pregunta (P): Usted es súper carnavalero. En el saluda de la web del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, casi ni se le reconoce…

Respuesta (R): Estoy como me gusta estar en época de carnavales. Los que lo hemos vivido desde niños, lo vivimos de una manera muy intensa, por eso estamos tan consternados y desubicados por un febrero sin carnaval en la calle, sin miles de personas en nuestras calles disfrutando y disfrazadas tanto día como de noche. Estamos desubicados, pero es lo que toca. Ahora lo importante es la seguridad sanitaria y nuestro carnaval no está ideado para la restricción social ni para el distanciamiento; está ideado para todo lo contrario, para el acercamiento masivo y la interacción de miles de personas.

P: ¿Qué supone económicamente la cancelación para Santa Cruz de Tenerife?

R: Es un palo muy gordo, tanto desde el punto de vista macroeconómico, ya que se dejan de gastar más de 35 millones de euros en nuestra ciudad; como desde el punto de vista microeconómico: muchos autónomos y pequeñas empresas, el sector de la restauración, del comercio, diseñadores, costureras… hay mucha gente muy afectada, porque es una época del año que tradicionalmente les venía muy bien para sus cuentas. Por otra parte, también se pierde la promoción exterior que significa el carnaval, la difusión de la ciudad en todo el mundo a través de canales de televisión y medios de comunicación nacionales e internacionales.

P: ¿Hay empresas que dependen únicamente del carnaval?

R: Indiscutiblemente, hay autónomos y empresas cuya mayor parte de su actividad se desarrolla en la época previa a los carnavales, preparando las celebraciones carnavalescas. Hay muchas empresas que se dedican al tema audiovisual y trabajan todo el año, pero en carnavales hacen una caja superior porque ofrecen sus servicios en las distintas instalaciones durante muchos días. Es decir, hay mucha gente muy vinculada desde el punto de vista económico a la celebración del carnaval.

P: ¿Y qué hace el Ayuntamiento en estos casos? ¿Puede ofrecer algún tipo de apoyo?

R: Nosotros hemos hecho varias cosas, en términos generales, para autónomos y pymes. Hemos repartido ayudas directas de las que se pueden nutrir también las empresas o entidades que trabajen el carnaval, y hemos realizado bonificaciones fiscales como, por ejemplo, reducir la tasa de residuos sólidos hasta el 50% del importe. En lo que respecta exclusivamente al carnaval, hemos mantenido una programación de actividades virtuales que ha permitido, al menos, poder contratar a una parte de las empresas que normalmente se contratan por estas festividades y, de esa manera, ayudar a sobrevivir a muchas de esos negocios que, como bien dices, prácticamente toda o una parte muy importante de su actividad se desarrolla en carnavales.

P: ¿Qué supone psicológicamente para la ciudadanía la cancelación?

R: Es un golpe anímico tremendo. Por eso, el Ayuntamiento está trabajando desde hace dos meses en actividades virtuales de recuerdo, con concursos de fotografías. Estamos grabando con la Televisión Canaria y la Televisión Española en Canarias programas que tienen que ver con las murgas, otro con las comparsas y otro que es una gala denominada ‘Los guardianes del cetro’, para mantener viva la llama de nuestro carnaval. Hemos mantenido la colaboración económica que teníamos con los grupos, porque entendemos que, en algún momento de este año, podremos volver a llevar una parte de la actividad de esos grupos a la calle de nuevo. Por eso hemos insistido en que se hagan cosas, aunque sean virtuales, porque desde el punto de vista anímico y psicológico es una manera de desahogarnos y volcar todas las ganas que tenemos de celebrar nuestros carnavales. Desde luego, lo que sí hemos descartado, y hemos sido muy vigilantes, es la celebración en la calle. Se han hecho gestos, yo el Viernes de Cabalgata me puse un tocado carnavalesco mientras trabajaba en el Ayuntamiento. Y, como yo, muchísimas personas en sus lugares de trabajo. No pasa nada por hacer eso, pero no queremos que la gente lo confunda con una celebración o una fiesta. Eso no lo hemos permitido en ningún caso.

P: ¿Cuántos turistas visitan la isla de Tenerife para disfrutar del Carnaval de la capital?

R: Todos los que las camas hoteleras son capaces de albergar. En el caso de la ciudad de Santa Cruz, la ocupación está al 100% durante la semana de carnaval, desde el punto de vista hotelero, extrahotelero y de residencia vacacional. Tanto los hoteles que están en el norte y también en el sur suelen estar bastante bien ocupados en una temporada normal. Viene mucha gente a disfrutar del carnaval. De hecho, se hacen actividades directas por parte de los touroperadores para unir la estancia de esas personas a un día de disfrute del carnaval. En un Martes de Carnaval, nosotros contabilizamos 70 u 80 guaguas que vienen de los establecimientos hoteleros del sur de la isla a disfrutar de la capital. En fin, estábamos en un momento muy dulce respecto a la vinculación de nuestro carnaval y el turismo.

P: ¿Y cuáles son las expectativas para el 2022? ¿Se aprovechará este parón para aportar novedades?

R: Yo en lo único que pienso es en que tengamos la inmunidad de rebaño y poder volver a hacer celebraciones con miles de personas en la calle. Si eso es así, les puedo garantizar que vamos a trabajar a tope para que la recuperación del carnaval sea instantánea y, si puede ser, que celebremos el mejor de nuestra historia. La sociedad y los turistas van a estallar. La clave está en organizarlo con tiempo para hacerlo bien. Yo tengo una gran ilusión porque se consiga la inmunidad de rebaño con la vacunación y podamos celebrar el carnaval que queremos en 2022.

P: El Ayuntamiento de Santa Cruz intenta insuflar ánimos a la sociedad, para evitar secuelas psicológicas. ¿Qué le diría a los turistas potenciales y habituales?

R: Les diría que, igual que ha ocurrido con otras fiestas en todo el mundo que se han tenido que suspender por la pandemia, nosotros vamos a volver con más fuerza. Afortunadamente tenemos una cantera de carnaval, unas 5.000 personas que de manera directa o indirecta están en grupos como comparsas, murgas, agrupaciones, rondallas, etc. Y luego está la gran masa de carnavaleros, que es la que a mí me gusta, en la que lo que prima esos días es la anarquía. Eso lo vamos a recuperar de manera muy rápida y vamos a transmitir y a dar seguridad. Seguridad ciudadana, que siempre hemos tenido, porque somos un carnaval muy seguro a pesar de los miles de personas que salen a la calle; y desde el punto de vista de la seguridad sanitaria.

P: ¿Y aportaciones nuevas a las fiestas?

R: Habrá, pero, como son nuevas, permíteme que me las guarde. Piensa que aquí hay un recuerdo imborrable de aportaciones. Por ejemplo, tenemos el récord Guinness del baile más multitudinario al aire libre de la historia, que fue con Celia Cruz aquí en Santa Cruz de Tenerife. Pero ese récord Guinness ya fue prácticamente igualado o superado con una actuación inolvidable que tuvimos en el 2019 con la espectacular actuación de Juan Luis Guerra, ese día Santa Cruz prácticamente se colapsó, se paralizó. En el año 2020, a pesar de la calima, se reeditó. Y yo espero que en el año 2022 volvamos a tener ese carnaval donde lo importante es lo tradicional, las miles y miles de personas, la gente disfrutando, nuestra reina, nuestros concursos… Y también esa dimensión internacional que nos da traer a algún grupo carnavalero.

P: Me encanta lo de intentar recuperar “la anarquía absoluta en ciertos días del carnaval”

R: Es que el carnaval es una anarquía donde lo que prima es la alegría, el disfrutar de buena fe, el disfrazarte… Porque es muy importante lo que el chicharrero gasta en disfraces, lo que se lo curra para darle brillantez. Y, a partir de ahí, pasarlo bien. Este año hemos convocado un concurso virtual que hemos denominado Así salí, así llegué porque, en el carnaval, normalmente sabes cómo sales, pero no sabes cuándo ni cómo llegas.

Tourinews

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.