El Carnaval de Santa Cruz ya ha pasado su meridiano y enfila la recta final de su celebración más atípica. Ayer, el centro de la capital era un hervidero de actividad. El montaje de escenarios como el de la plaza del Príncipe, la instalación de los primeros kioscos, los baños químicos ya dispuestos, las acometidas eléctricas, en definitiva, todo lo necesario para que, este jueves, arranque el Carnaval en la calle.

Cuatro días de fiesta prácticamente ininterrumpidos, en los que, según las previsiones de la organización, se podría alcanzar la cifra de 800.000 personas, “siendo optimistas”, sumando los cuatro días; mientras que, con una previsión más moderada, “podríamos llegar a los 640.000”.

Estas cifras, como explica a DIARIO DE AVISOS el concejal de Fiestas, Alfonso Cabello, “salen de las previsiones que tenemos, por ejemplo, con el transporte público, que trae a la ciudad unas 80.000 personas al día; las de Fred. Olsen y Armas, que son de unos 25.000 pasajeros, a los que si les sumas las 12.000 personas que estimamos pasan por la feria de atracciones, estaríamos rondando los números con los que trabaja la organización”. Solo para el Carnaval de Día del sábado, que dará comienzo a las 12.00 horas y empatará con el de la noche, hasta las 6 de la mañana, se baraja la cifra de 325.000 personas en todo ese tiempo.

Con unas perspectivas tan espectaculares, no es de extrañar que Alfonso Cabello reconozca que enfrenta estos cuatro días con sensaciones encontradas. “Mucha gente me dice que nos preparemos para algo grande, pero objetivamente no sé qué va a pasar, si será un jueves de Cabalgata, o si el viernes de Cabalgata será como un sábado noche. Los números que tenemos son previsiones en base a los datos de transporte, ocupación hotelera… pero este jueves de Entierro de la Sardina no sabemos a qué se va a parecer, ni cuánta gente va a haber”.

Lo que parece claro es que “sí que creo que va a haber muchas personas, porque los indicadores así lo anticipan, con la ocupación hotelera al 100% y la vivienda vacacional también al 100%, el aumento de frecuencias, tanto de Binter como de Armas y Fred. Olsen, además del transporte público, así que, a priori, se dan todos los condicionantes para que sea un fin de semana mágico, marcado por el Carnaval, y convertirnos de facto en la capital del Carnaval”. Además, el concejal añade un dato importante y es que “no hay nada más con lo que competir o compararnos. Así que, en principio, arranca un frenético Carnaval el jueves a las nueve de la noche y termina el domingo a la media noche”.

Cuando se le pregunta si se están cumpliendo las expectativas del Carnaval de junio, Cabello responde que “sí”, ya que “se va desarrollando con bastante éxito”. Sin embargo, matiza que “sí que es verdad que el orden tradicional de los concursos y galas está adaptado a las necesidades del Carnaval, me refiero a lo de arrancar con una Gala en la que los tiempos no han permitido que colaboren parte de los grupos, porque están preparando sus concursos. El orden lo retomaremos el próximo año, pero no podemos olvidar que este Carnaval fue diseñado y concebido en un contexto pandémico, y a eso obedece este orden”.

El edil de Fiestas apunta que “hemos atravesado el ecuador del Carnaval con la gran parte de concursos y galas, y, a partir de este jueves, dos años después volvemos a las calles con el Entierro de la Sardina según San Juan”.

ENTIERRO DE LA SARDINA
Y es que, aunque la Sardina está indultada, sí que va a haber fuego este jueves por la noche, y no solo por las hogueras de San Juan. “No se va a quemar la sardina, pero sí la COVID. Después de dos años de distanciamiento social, volver al Carnaval, que en esencia es acercamiento social, hermanamiento, alegría, también cultura, patrimonio e impacto económico, es una gran noticia poder volver a hacerlo. Es una noche bonita, en la que fuego está llamado a devorar la COVID y que la sardina quede indultada hasta el próximo año en la Casa del Carnaval”.

El concejal explica que el recorrido es igual que el de años anteriores, así que la Sardina según San Juan “saldrá del entorno de Juan Pablo II, a las nueva de la noche. Al término vamos a tener dos grandes conciertos con orquestas canarias hasta las tres de la mañana, en la plaza del Príncipe y en la plaza de Candelaria, aparte de la apertura ya de las diferentes zonas de kioscos”.

Mientras Cabello habla con DIARIO DE AVISOS, el ruido de fondo de los distintos montajes se cuela en la conversación. “Estamos terminando los montajes, las certificaciones de las instalaciones eléctricas, planes de seguridad, reuniones con Servicios Públicos, con mobiliario urbano, con Medio Ambiente, en definitiva distintas reuniones organizativas propias de la última semana. La ciudad es un hervidero de actividad previa al arranque”, detalla el edil.

Además, admite que es una de las partes que más le gusta, ver el frenesí en el que cae la ciudad la semana previa a la fiesta en la calle.

CABALGATA
En cuanto a la seguridad de este Carnaval, Cabello se muestra contundente. “Este año tenemos un Carnaval reducido, pero solo en los días, porque lo único en lo que no se ha reducido en los aspectos que tienen que ver con la seguridad, que son los mismos que para el Carnaval de febrero”, manifestó.

Una seguridad y organización que el edil estima se podrá evaluar de forma más clara con la organización de la Cabalgata Anunciadora de este viernes, ante la que, admite, siente “ilusión y nervios”.

“Organizativamente el mayor reto es el de la Cabalgata, porque tenemos a varios miles de personas que salen en un gran recorrido de casi tres kilómetros, atravesando la ciudad con cientos de miles de personas e intentado llegar hasta el final, y todo hacerlo en un tiempo razonable, sin mezclar grandes públicos, es complicado. Precisamente hoy (por ayer) arrancamos con dos reuniones específicas sobre la Cabalgata”, dijo.

Cabello pone como ejemplo de lo que no se debe hacer lo que ocurrió en 2020. “Creo que ha sido la peor Cabalgata de los últimos años, donde hubo un exceso de relajación y de no saber hacer las cosas por parte del PSOE, con dos carrozas atravesadas en el Orche, ambulancias que no llegaban… y todo fruto de la relajación”. El recorrido será el tradicional, arrancando a las siete de la tarde y con la previsión de que a las doce de la noche ya esté terminando.

Cabello finaliza defendiendo que “se ha hecho un gran Carnaval hasta ahora, de concursos y gala, que nos ha permitido probar muchas cosas y creo que los aspectos que han podido chirriar tienen que ver con el contexto pandémico. Nos hemos enfrentado a un Carnaval entre Carnavales”.

Natalia Torres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.