Las tropas imperiales de Star Wars que encarnan Los Stormtrooper de Santa Cruz de Tenerife hicieron las delicias en la tarde de ayer coincidiendo con el día friki que se dedica a esta obra de arte del séptimo arte con la que irrumpió George Lucas en 1977 y que ha marcado generaciones de padres e hijos desde entonces.

Nacido en 2014 como un grupo de disfraces para participar en el Carnaval de la capital tinerfeña, la formación en la que continúan militando algunos de sus iniciadores como Yisas y Alejo celebró su particular presentación en sociedad a un mes del inicio de los concursos de la fiesta de la máscara. Así lo explicó Juanma Luna, quien se sumó a Los Stormtrooper en la segunda edición de participación. «De la misma forma que las comparsas, rondallas, agrupaciones musicales y murgas realizan estos días las presentaciones de sus fantasías de cara al Carnaval que este año se celebra en junio, nosotros hemos querido aprovechar el día de Star Wars para pasear por las calles de Santa Cruz de Tenerife», que dieron vida a un total de veintiún personajes.

A las cinco y media de la tarde, las tropas imperiales en las que está al frente Yisas tras la renovación de su directiva –a la que se reconoce como la comandancia, por mantener la jerga de Star Wars– salieron desde el Círculo de Amistad XII de Enero para, tras subir por la calle Ruiz de Padrón y enfilar la plaza del Príncipe, hacer las delicias de cuantas personas se sorprendieron con estos visitantes de excepción. En muchos casos, los padres parecían hasta más entusiasmados que sus hijos.

Esta es la segunda actividad que desarrollan Los Stormtrooper de Santa Cruz después de las restricciones sanitarias que se adoptaron para evitar los contagios por el covid; la primera tuvo lugar el 16 de febrero, cuando prestaron su servicios como escolta y presencia para fotos en un evento que organizó una asociación en el Hotel Escuela de la avenida de San Sebastián.

Atrás queda el esfuerzo de superación y el entusiasmo que llevó a un grupo de amigos unidos por su pasión por la saga Star Wars a constituirse como tropas imperiales. En sus primeros pasos contaron con la colaboración de Anatael Pérez, que se encargó de realizar de forma artesanal las armaduras que, con el paso de años, ya se encargan a talleres de la Península, y también hay partes que se fabrican en impresoras 3D, en aras de conseguir un realismo que recreó en los inicios el artesano en su taller de La Palma a base de modelaron con plásticos y siliconas hasta atemperar los brillos para acercarlos a la realidad.

La edad de los componentes de este particular ejército oscilan desde los nueve o diez años hasta más de cincuenta, lo que delata el furor que causó Star Wars en la generación de los ochenta y que se ha multiplicado con el paso del tiempo, si bien la media del grupo ronda los cuarenta y cinco años.

Constituido en 2018 como asociación cultural, un espaldarazo a los veinte integrantes que dieron otra dimensión a este grupo que comenzó en el Carnaval, entre sus integrantes, desde ingenieros a arquitectos, aparejadores, trabajadores de librerías o de la Cervecera o incluso grandes supermercados que, como ocurrió en la tarde de ayer, se entregan a dar vida a los protagonistas de la saga Star Wars. Durante hora y media, Los Stormtrooper de Santa Cruz de Tenerife convirtieron las calles en un episodio por el que se paseó hasta Boba Fett o Darth Maul.

Humberto Gonar eldia.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.