Seguro que cada uno tenía previsto vivir las carnestolendas de 2021 de una manera en su tierra, pero el artista onubense Chema Riquelme ha logrado plasmar el sentimiento colectivo del Carnaval que no viviremos, el de la pandemia, en el que más que nunca reír y llorar no es sólo una máscara. Su cartel para la fiesta de este año ha colonizado las redes y lo han hecho propio personas de distintas partes de España y el mundo. Reconoce que quería “tocar la fibra”, pero que la repercusión alcanzada “no la he buscado” y está “alucinando”. “Crear esto a conciencia costaría una auténtica millonada”, indica.

En la Edad Media codiciaban la piedra filosofal, el elemento clave de toda transmutación, el proceso mágico que convertía cualquier metal vulgar en oro. Los esfuerzos para descubrir esa fórmula única eran conocidos como
Chema Riquelme, con la obra que tantas alegrías le está dando. / h24
‘Opus magnum’, gran obra en latín. En los tiempos corrientes, el siglo XXI se rige por la tiranía de las redes sociales y los grupos de WhatsApp, un entorno feroz donde los que se nutren de ellas son los nuevos alquimistas, en busca de la fórmula de la viralidad. Lo viral, toda esa suerte de prestigio, repercusión y fama que tiene como súbditos a ‘likes’, retuits y comentarios, logra alcanzar un desmedido nivel de audiencia global, una borrachera de éxito imposible de trasladar al mundo real.

Se pueden encontrar incontables referencias en Google sobre las claves que convierten una imagen, un tuit, un post, un link en fenómeno viral. ¿Cuál es la buena? Nos hemos acostumbrado a que se viralice la foto de un famoso haciendo algo inusual en Instagram, que sorprenda y guste o moleste e incomode a muchos, que cree polémica… y ¡bomba! todos hablando de ello.

Menos usual, pero también viva, es la vertiente que puede triunfar en cualquier contexto por mostrar la fuerza de lo original, el arte con talento que se abre paso por encima de todo, de ‘trolls’ y ‘haters’, hasta sin pretenderlo. Quizás sea como el amor verdadero, que se encuentra cuando no se busca. Y precisamente no buscaba que su cartel fuera encumbradopor las redes como el del ‘Carnaval de la pandemia’, el artista onubense Chema Riquelme, entusiasta creador y publicista, que ya triunfó durante el confinamiento con ‘Los Monstruos del Coro’. No hizo nada distinto a otras veces, poner toda su pasión y arte, plasmarla en el lienzo con una capacidad de trabajo tan constante como su alegría vital. Se encuentra sobrepasado por la extraña gloria de que incontables desconocidos hayan sentido como algo propio lo que refleja su obra y no puede más que dar las gracias y alucinar. Retrata la dualidad de este contexto, en el que más que nunca reír y llorar no es sólo una 

Curiosamente, sí encajó con deportividad que no fuera elegido para anunciar el Carnaval Colombino 2021, éxito ya ha conseguido otros años, ahora está sobrepasado por tantas buenas críticas de su obra, compartida y difundida en numerosos países. “Yo puse la obra que presenté al concurso en las redes sociales, como hago siempre con todo, pues promociono mis cosas. Empezó el móvil a sonar y no paró. Fue horroroso. Le tuve que quitar el sonido porque se fue de madre. De Cádiz, Murcia, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Badajoz, Cáceres… en Navalmoral de la Mata habían cogido el cuadro. Yo lo cedo para cualquier carnavalero que se sienta identificado con él”, relató a huelva24.com.

Millones de impactos
Comentó que le han ido diciendo que se ha compartido por varios países de Sudamérica, como Uruguay y Colombia, y que se ha puesto como foto de perfil de muchos grupos de WhatsApp carnavaleros. “Está teniendo más de tres millones de impactos, una barbaridad, y tengo cerca de 5.000 comentarios en las publicaciones de Facebook”, expresó sorprendido Riquelme, que insistió en que “la verdad es que no he buscado esto, aunque llevo muchos años trabajando”.

“Yo he trabajado en publicidad mucho tiempo y el crear esto a conciencia costaría una auténtica millonada y el cartel ya pertenece a todo el mundo. Diferentes artistas a nivel regional, concejales de Cultura des distintas poblaciones me han escrito para invitarme a presentarme a su certamen o encargarme el cartel. Es algo muy gordo”, destacó agradecido el artista de Huelva. Agregó que “estoy alucinando, porque todos los días me llaman varios medios de comunicación de otras partes de España y han escrito cosas muy bonitas sobre mí autores de carnaval que han sido rivales de cuando yo cantaba. Muchos se han preguntado quién era yo y he visto fotos mías de joven en la Escuela de Arte. Es algo bonito”.

“No me podía prostituir”
Con respecto a por qué eligió lo que plasmó en su cartel, explicó que quiso huir de tópicos y reflejar lo que le dictaba su corazón en este contento actual. “Yo no me podía prostituir o hacer algo en contra de mis sentimientos. Tenía claro que este año era el cartel de algo así o algo muy parecido. Creo que permite que cuando se haga una retrospectiva se pueda ver qué pasó en 2021 y reconocer claramente que fue el del año de la pandemia”, expresó.

Huye de polémicas al comprobar el éxito de su obra y que no resultara elegida para anunciar las carnestolendas de su tierra. “Escuché que el jurado dijo que había una obra muy buena técnicamente pero que habían decidido que la obra ganadora tenía que ser muy alegre y hablando con mi mujer ya supimos entonces que no era mi cartel. Después de todo esto no sé si se han arrepentido, la obra ganadora ‘Carnaleón’ creo que es buena”. De todos modos, se mostró hasta ‘agradecido’ por ni siquiera recibir uno de los dos accesit porque la Fopac se quedaría con los derechos y podría usarlo libremente, como hace ahora. “Pienso que el criterio ha sido raro pero lo veo perfecto, aunque una de las obras premiadas tiene unas mascarillas y no representa el Carnaval de Huelva con un choco, sino con una sardina, que es algo de Punta Umbría, Isla Cristina o Ayamonte”.

El cartel que tanto éxito está cosechando está realizado con técnica mixta. Tiene rasgos de lápiz, rotulador, pasteles y una vez realizada esta técnica se ha digitalizado para añadirle algunos efectos y el texto. Detalló que tal y como lo estudió, en publicidad “como creo que debe ser todo cartel es mostrar algo muy sencillo pero [Img #268503]que llame la atención y he metido una serie de elementos para que la obra la termine el espectador”.

En este sentido comentó que “el cuadro puede tener muchas interpretaciones, yo he ido buscando una muy sencilla. Tenemos un Carnaval muy sereno, el del pasado muy bonito, con cara agradable, y nos ha llegado el Carnaval del presente, que físicamente no se puede efectuar y va a haber un Carnaval diferente, detrás de una mascarilla, que se puede hacer menos dura con dos simples coloretes”. Continuó diciendo que en medio de ambos rostros hay “un camino, el que seguimos todas las personas y que puede ser espiritual, y al final hay un monumento conocido por todos, el Monumento a la Fe Descubridora, ya que para salir de esta tenemos [Img #268505]que tener mucha fe, como la que tuvo Colón para llegar al nuevo mundo y nosotros para crear un mundo nuevo sin virus ni pandemia”. También resaltó que muchas personas se han interesado por este monumento onubense y a raíz del cartel se ha difundido información sobre él.

El éxito de tocar la fibra de la gente
Formalmente, la obra tiene mucho dinamismo, con lineas muy curva, pero cumple con una norma compositiva como es la ley de la balanza, teniendo el mismo peso visual a un lado y otro en torno a un eje. Predominan los colores fríos y tiene un contraste con tonos más cálidos con ocres y cremas, que ha conformado un cuadro muy efectivo, que Riquelme considera que ha cumplido con lo que él quería, “tocar la fibra de la gente”. Es esta fórmula mejor que convertir otros metales en oro. ¿Hay algo más incalculable que unir sentimientos?

El artista onubense suele tener mucho trabajo en estos meses, ya que usualmente reclaman su trabajo numerosas agrupaciones. Es gerente de Arte y Publicidad Huelva y Artesanos del Carnaval, proyectos con los que crean, telones, tipos, mascotas publicitarias para empresas, etc. A pesar de que no hay Carnaval, el torrente de ideas e imaginación no cesa y va en la dirección de interesantes iniciativas, que pronto irá desvelando. ¿También será viral?

Mario Asensio Huelva24.com (@Huelva24com) | Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.