La directiva de la Asociación Cultural Murga Femenina Las Triquikonas ha decidido echar el cierre a su participación en el Carnaval después de diecisiete años, si bien continuará como sociedad con la posibilidad de organizar actividades culturales, musicales…

Tal y como rezaba en el mensaje con el que las cinco miembros de la directiva convocaron a las componentes para la asamblea celebrada el pasado martes en su sede en la Asociación de Vecinos Santiago Apóstol, para “informarles de la decisión tomada con la murga”, Triquikonas cierra la etapa más gloriosa de una murga femenina del Carnaval chicharrero, como lo avala su trayectoria, con un segundo premio de Interpretación en el año 2014 y un tercero en 2017. Eso sin obviar el reconocimiento popular que cosecharon con ‘Las Quinqueañeras’, en 2013, cuando los medios de comunicación le otorgaron su Criticón.

En un comunicado oficial, la directiva explica que “la andadura de la murga Las Triquikonas acaba aquí, pero no la de la asociación, que seguirá activa para todos nuestros asociaciones y simpatizantes. Seguiremos fomentando nuestras ideas de seguir colaborando con nuestras actividades culturales, musicales… reafirmando las relaciones humanas y sociales, además de los organismos públicos y privados. Seguiremos a su vez prestando cualquier tipo de ayuda y colaboración a todas aquellas entidades benéficas o colectivos que nos requieran”.

La directiva de la asociación, firmante del comunicado, explica que “después de mucho meditas y haber sopesado todas las opciones posibles, la junta directiva el día 25 de julio de 2022 decide -antes de la asamblea a la que convocaron a las componentes el martes 2 de agosto- en consenso y desde nuestro más profundo dolor comunicarles que la murga Triquikonas no participará en los próximos carnavales, cerrando así una bonita etapa que duró diecisiete años”.

“Son unos momentos muy tristes para nosotras y nuestra asociación. Esta decisión es la mejor posible después de estos últimos años duros en los que la vida nos ha cambiado y los caminos que se han tomado han sido muy diversos y diferentes para todas (cambios de trabajo, nuevos cargos laborales, mayores o niños al cargo…) y que nos impiden continuar al frente de nuestro grupo”.

El comunicado incluye también un agradecimiento expreso a la afición de Triquikonas por el apoyo incondicional, “haciéndonos sentir las personas más especiales y afortunadas del mundo”.

Con el cierre de Triquikonas el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, y de Canarias en general, pierde a una murga que implantó un estilo propio de hacer humor y espectáculo, con ‘canciones rezadas’ que enamoraron al público, contagiando el orgullo de pertenencia a la historia del Carnaval en la que fueron capaces de trasladar a estrofas episodios de la vida cotidiana, lo que facilitó al público identificarse con la murga, formando un pelotón que se extendía desde el escenario a la grada o por las calles donde desfilaba.

Humberto Gonar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.