El Organismo Autónomo de Fiestas y Televisión Canaria han suscrito un convenio por el cual la concejalía que dirige Alfonso Cabello compromete al ente público el pago de 40.000 euros como gastos asignados a la producción de los tres programas que desde mañana se emitirán: La Mejor Canción del Milenio, Las reinas de la calle: las comparsas, y la gala de las guardianas del cetro.

Esta es la primera vez en la historia del Carnaval que la organización chicharrera pagará por la emisión de los actos de su carnestolendas; hasta ahora era una cobertura que desarrollaban de forma gratuita para las arcas municipales Televisión Canaria y Televisión Española, que desde 2017 rubricaron un convenio con Santa Cruz por el que se alternaban en la producción y compartían señal.

Es más, hacerse con la exclusiva de los derechos de imagen del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife llegó a ser uno de los objetivos más cotizados en la irrupción de las televisiones privadas; cabe recordar que en el año 1993, siendo entonces concejala de Fiestas Maribel Oñate y Gustavo Armas, director del Organismo Autónomo de Carnaval, se cerró una operación histórica: Antena 3 Televisión desembolsó 75 millones de pesetas por la exclusiva de aquella edición del Carnaval.

Al año siguiente, en 1994, con la presencia de José Antonio Plaza al frente de la dirección artística de las galas de las carnestolendas, la exclusiva de las imágenes de los concursos cambia de mano y Telecinco abona 45 millones con el compromiso añadido de emitir no solo la elección de la reina sino producir a nivel nacional desde el escenario de la plaza de España un programa dedicado al Carnaval.

Fueron las dos únicas ediciones por las que Santa Cruz cobró por la venta de la exclusiva de la señal de la fiesta. En los últimos años, la negociación ha comprometido difusión como contrapartida para elegir la cadena que emitiría en exclusiva el Carnaval chicharrero.

En esta edición virtual, donde el equipo artístico que dirige Enrique Camacho ha fabricado tres espectáculos –de murgas, comparsas y la elección de las guardianas–, la organización ha cambiado los objetivos del convenio; hasta ha asumido el papel de productor de los diecisiete concursos y galas que se desarrollaban –antes del confinamiento– en el recinto ferial, más la cabalgata, coso y actuaciones en la calle.

La nueva situación que ha provocado la crisis sanitaria ha obligado a la organización a un acuerdo con Televisión Canaria que, junto al Organismo Autónomos, los dos entes públicos se convierten en productores de esta edición virtual. A cambio, Santa Cruz compromete un pago de 40.000 euros, según consta en el convenio suscrito con la Televisión Canaria, y asume también gastos de la producción audiovisual: 7.800 euros por una cámara steady cam y 8.600 por una cabeza caliente. También asume el coste de los 10.000 euros del alquiler de la señal para la emisión de los cinco programas, que incluyen los dos documentales que ayer comenzaron a emitir.

Este convenio se limita a un acuerdo entre Televisión Autonómica –que cobrará la publicidad– y Fiestas, y nada tiene que ver con Televisión Española que el próximo domingo dará cobertura nacional por La 2 y también por su canal internacional, con el añadido que hace un sobreesfuerzo para emitirlo en directo a Europa y América, en una clara apuesta por el no Carnaval en época del Covid.

Humberto Gonar eldia.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.