La pandemia también se ha llevado por delante el Parque Infantil de Tenerife (PIT), que el año pasado cumplió su trigésima edición. La imposibilidad de garantizar la seguridad sanitaria en un evento que acoge una media de 60.000 personas en las tres semanas que tiene de duración ha llevado al Cabildo a tomar la decisión de suspenderlo y trabajar ya en la edición de 2021.

Así lo confirmó a DIARIO DE AVISOS la consejera insular de Desarrollo Económico, Carmen Luz Baso, después de que el concejal de Fiestas de Santa Cruz, Alfonso Cabello, avanzara que se iba a suspender. Baso detalló que “valoramos adaptar el formato, pero, después de analizar todos los datos, concluimos que era imposible garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias, porque hablamos de una actividad que supone una alta participación, de público eminentemente infantil que no va a estar sentado, sino de un lado a otro, sería muy complicado mantener todo lo que marca la normativa”.

A esto se une que el Recinto Ferial se ha convertido en una pieza fundamental en el apoyo al sistema sanitario. “No podemos olvidar que aquí se montó el hospital de campaña, que hace una semana se estaban realizando cribados, y que, hasta abril, tenemos en la planta baja a los rastreadores, así que compaginar toda esa actividad sanitaria con una feria como la del PIT es prácticamente imposible”, defendió Baso.

Mientras, en Santa Cruz, Cabello confirmó, dando el sí a una moción de Unidas Podemos, que los feriantes dispondrán esta Navidad de un espacio en la capital, aunque solo aquellos negocios de restauración. Respecto a las atracciones, se negocia que en las fechas de Carnaval se puedan instalar en el puerto.

Natalia Torres

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *