El concejal que estaba al frente de la organización del Carnaval 2020, el socialista Andrés Martín Casanova, admite que su departamento recurrió a los contratos menores para salvar la celebración de los actos en la calle; en caso contrario, asegura, no se habrían podido celebrar ni las actuaciones de los grupos ni de las orquestas en el cuadrilátero festivo.

El edil de Fiestas desde el inicio del mandato –en virtud del pacto entre PSOE y Ciudadanos, con el apoyo exterior de Podemos– hasta la moción de censura de julio pasado explica que el empresario del espectáculo que ha puesto en conocimiento de la Fiscalía la gestión es el mismo que presentó un recurso de alzada contra la adjudicación de las estructuras para el pasado Carnaval “con mala fe” para retrasar la tramitación y que no se pudiera resolver la contratación de los escenarios. Esta tramitación es objeto de investigación, tal como se hizo eco EL DÍA en su edición de ayer, después de que la Fiscalía Provincial haya solicitado todos los expedientes de los escenarios y las infraestructuras necesarias para las actuaciones y bailes durante el Carnaval en la calle.

Martín Casanova recordó que el 30 de octubre de 2019 se publicaron las bases para el concurso de adjudicación de las estructuras técnicas de cara a los años 2020 y 2021, por un valor total de 548.645 euros. La primera de las tres reuniones de la mesa de contratación para resolver el expediente se celebró el 18 de diciembre, cuando se procedieron a abrir los sobres de las ofertas.

Se presentaron cuatro empresas, quedando desestimada Bailando Producciones y continuaron en liza Alkur, MasQueCarpas y Benelux, esta última vinculada a Luciano Delgado, el empresario del espectáculo que comunica los hechos a la Fiscalía Provincial.

La mesa de contratación se vuelve a reunir el 9 de enero, para solicitar a las empresas que en un plazo de diez días aporten los datos pendientes de subsanar en la documentación presentada. Ese 9 de enero, en la segunda reunión de la mesa de contratación del expediente de los escenarios y la infraestructura precisa para los actos del Carnaval en la calle la empresa Benelux presenta un recurso de alzada, lo que impidió que en la tercera y última reunión de la mesa de contratación celebrada el 11 de febrero se hiciera efectiva su decisión. O sea, la mesa procedió a la adjudicación definitiva del contrato de las infraestructuras, pero el recurso de alzada del empresario impedía que la empresa ganadora –MasQueCarpas– pudiera ejecutar el trabajo hasta que no se resolviera el recurso, que según los datos facilitados ayer por el concejal se concluyó en mayo, con el Carnaval ya finalizado y a favor de la empresa MasQueCarpas, en contra de los intereses del empresario que presentó el recurso.

Ante la imposibilidad de llevar a efecto el concurso de estructuras técnicas, Andrés Martín Casanova explica que se lo trasladó a los funcionarios y técnicos del Ayuntamientos, quienes le plantearon la fórmula de acudir a contratos menores pidiendo ofertas a las empresas con posibilidades de realizar estos trabajos. “Nos remitimos a los listados de empresas que habían trabajado en ediciones anteriores con el Organismo Autónomo de Fiestas para solicitar que presentaran sus ofertas”. “Solo teníamos esa solución, o hacíamos contratos menores o debíamos suspender el Carnaval, una decisión que podría incluso derivar en altercados”, explica Andrés Martín.

Cuando se le cuestiona al concejal si es legal el fraccionamiento del objeto del expediente argumentando la falta de tiempo para resolver el concurso de las estructuras explica que él se limitó a exponer las necesidades de contratar los escenarios y las infraestructuras precisas para garantizar la celebración de los actos en la calle y se limitó a seguir las instrucciones que le dieron los técnicos municipales. “Todo el procedimiento de contratación se realizó con el visto bueno del secretario del Ayuntamiento y bajo la supervisión y aprobación de la asesoría jurídica tanto de la propia Corporación como del Organismo Autónomo de Fiestas y Actividades Recreativas, yo me limité a firmar la resolución”, añade.

Tras la puesta en conocimiento del empresario a la Fiscalía Provincial de cómo había actuado la organización del pasado Carnaval para contratar las infraestructuras para los bailes en la calle, la autoridad judicial reclamó todo el expediente. En total se realizaron catorce contratos menores para sortear el recurso de alzada que impedía a la empresa ganadora del concurso la instalación de los escenarios en la calle.

Curiosamente, el propio concejal de Fiestas en febrero pasado, Andrés Martín Casanova, había reprochado al equipo de gobierno anterior que gestionara a golpe de contrato menor, el mismo procedimiento al que él recurrió para celebrar los actos en la calle. Dos semanas después de tomar posesión el equipo de gobierno que presidió la socialista Patricia Hernández, Andrés Martín Casanova advirtió un exceso en los contratos menores, una situación que se arrastraba desde ediciones anteriores. Ante esta situación, incidió en que “como ya sabes lo que necesitas por la experiencia de años anteriores, tienes que sacar un concurso público”.

Según la documentación aportada a la Fiscalía Provincial por el Organismo Autónomo de Fiestas para investigar los hechos comunicados por el empresario del espectáculo se realizaron esos catorce contratos menores, caso de aislamientos técnicos en las escaleras de la feria; otro para la instalación de las once torres para el concurso de ritmo y armonía de las comparsas, del que se encargó Opein; la empresa Decoo Eventos y Restauración asumió las estructuras técnicas de la plaza de la Candelaria; mientras que MasQueCarpas se hizo con las estructuras técnicas del hospital de campaña, así como las gradas de Francisco La Roche y las rampas de evacuación. Alkur recibió la contratación de las estructuras técnicas de la plaza del Príncipe y los vallados, mientras que Cúbica se hizo con las estructuras de los camerinos de Francisco La Roche y las estructuras técnicas de varias zonas del recinto ferial a lo que se suman las estructuras técnicas de la cabalgata, que se encargó a María del Rosario González y el vallado del cuadrilátero, a Miguel Ángel Delgado.

Humberto Gonar eldia.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.