La formación admirada por sus letras cumple cuarenta años de la primera vez que subió al escenario -y 38 en activo- y, sin embargo, estrena metodología para sortear las limitaciones del covid. El trabajo que antes hacían en una noche tarda ahora dos días, porque están divididos en cuatro grupos.

«Son tantas las ganas de volver a retomar los ensayos que me pasa inadvertido que participen menos componentes en el local para cumplir el protocolo de seguridad». Primi Rodríguez, director de Bambones, prefiere ver la botella medio llena en el retorno a los cuarteles de El Cardonal después de casi dos años para preparar de nuevo el Carnaval.

Esta formación puede presumir de ser de las pocas que han cumplido a pie juntillas las instrucciones dadas por la organización en cuanto a medidas de seguridad, incluso a costa de ser de las últimas en retomar su actividad. Tras el curso covid, la reunión en una nave con los componentes para saber quiénes salían y aceptaban cumplir la normativa, el miércoles reabrió la reformada casita de Bambones en El Cardonal. Con renovada y ampliada barra, aunque fuera de servicio, y una decoración en la que prima el blanco. En este periodo de adaptación a la nueva normalidad murguera no ha llegado el payaso de Javier Nóbrega a la pared, y es que la murga a la que se reconoce por su cátedra con las letras hasta le ha dado la vuelta al local. Pero el giro más importante viene marcado para evitar contagios por covid.

El visitante entra en el local y echa de menos a los más de cien componentes en una noche de ensayo; en esta fase de los preparativos tardarán dos días para que todos monten lo mismo. El grupo se ha dividido en cuatro grupos, por voces, para preparar la canción. A las ocho y media entra el primero que acaba y da paso una hora después a otro. Y el mismo ritmo esta noche. Para ganar tiempo y que al local se vaya a ensamblar cada cuerda, Bambones ensaya por primera vez con audios que manda el director musical, Julio Alexis Fernández, con el apoyo de Pablo Moreno y Lolo Tavío en la grabación. Y en paralelo, el equipo de trabajo de los letristas. La factoría de El Cardonal ya tiene casi un tema escrito de los dos que debe preparar, mientras se reinventa para, con ensayos de la nueva normalidad, sonar como siempre.

Humberto Gonar Menciones - CEOE-Tenerife

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.