LEYENDA DE NUESTROS CARNAVALES ⭐

🏆 64 Premios de Interpretación en los diferentes concursos de la isla.
🥇 29 de ellos, Primeros Premios.

📃 Cuando se puso al frente de la murga, Los Chancletas venían de no pasar a la final. En solo 7 años consiguió convertir a Los Chancletas en Afilarmónica.

📢 Pregonero del Carnaval de LPGC 2015. Junto a la murga, también fue pregonero de Telde (1998), Carrizal (2004) y Gáldar (2002).

📅 32 carnavales como director de la Murga Los Chancletas (1989-2020), y casi 40 desde sus comienzos en Los Desperdicios en el año 1982, y tras su paso por Los Rockefellers, con quiénes consiguió convertirse en Afilarmónica de Telde.

💰 Nunca se vendió, ni pidió dinero para no irse a otra murga, ni dejó de lado a su grupo.

✏ Durante casi 20 años escribió la mayor parte de las canciones de la murga, con ayudas puntuales de algunos compañeros. También escribió para las Lady’s Chancletas casi todo su repertorio los primeros años.

🎯 Varios premios a la Mejor Canción, Tomás Pérez, Premio Criticón… sin contar los premios de disfraz. Reconocido por el Carnaval de LPGC en 2019 con una placa conmemorativa, y por diversas murgas de los distintos carnavales de Canarias.

🔝 Impulsor del crecimiento de la familia Chancleta junto a Paco Dávila y varios familiares de la murga, de la Murga Infantil Los Baby’s Chancletas y Las Ladys Chancletas.

👨‍🏫 Maestro de CIENTOS de murgueros que han pasado por sus filas. Murgueros que no conocían el Carnaval desde dentro hasta que empezaron con él codo a codo.

⚜ En la actualidad, un galardón lleva su nombre, el “Premio Tito Rosales”, que premia el compromiso murguero, y los valores carnavaleros de solidaridad, entrega y sacrificio.
👨‍👩‍👧‍👦 Buen amigo de sus amigos, un padre y marido ejemplar, y un defensor acérrimo de su grupo y de los grupos del carnaval. Siempre buscando la justicia y el respeto a los demás.
Cualquiera puede decir lo que le apatezca de él, pero aquí está parte de su currículum como murguero y carnavalero. Siendo fiel a unos principios, a unos sentimientos, a una gente, y a un Carnaval.
Tito Rosales cumplió de manera ejemplar con la principal fiesta de la ciudad. No se le puede reprochar absolutamente nada. Incluso en los errores, supo pedir disculpas y pasar página.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *