La votación del concurso #MiFiestaEsLaMejor ha nombrado a los Indianos de la isla de La Palma la segunda mejor fiesta de España, solo superada por la Fiesta de Astures y Romanos de Astorga, León. Con un 21,6% de los votos, la fiesta leonense ocupa la primera posición, seguida con un 19,7% de la fiesta palmera.

Ha sido un mes y medio de votaciones de esta 3ª edición 2022 del concurso #MiFiestaEsLaMejor, una campaña de Clubrural que busca dar a conocer fiestas que no habían obtenido el reconocimiento que merecen y potenciar el turismo de interior en estas localidades.

Tal y como ha señalado Clubrural, ha sido «una reñida lucha entre las diez finalistas», que incluyen festividades como la Batalla de las Flores (Cantabria), El Adelantamiento (Andalucía), la Danza de los Zancos (La Rioja), El Salto del Colacho (Castilla y León), Baixada dels Raiders (Cataluña), la Procesión de ataúdes (Galicia), la Romería Vikinga (Galicia) y el Festival de la Sidra de Nava (Asturias).

Clubrural define a la fiesta de la Isla Bonita como una cita obligatoria en el mes de febrero, cuando «una nube de polvo blanco protagoniza el carnaval palmero en la guerrilla de polvos de talco». En esta fiesta, las calles de Santa Cruz de la Palma «se pintan de blanco para recordar la llegada de los canarios de América Latina en el siglo XIX», llegando a su máxima expresión en el siglo XX.

En concreto, es «una representación de los lazos que por aquel entonces tenían cuba y la isla» y que incluye entre sus rasgos más llamativos las vestimentas que llevan los participantes, con las que tratan de alardear de las riquezas que se trajeron de esta tierra como oro y personal de servicio.

El regreso del migrante
Aunque los Indianos se celebra también en Gran Canaria, es la fiesta por excelencia de La Palma, la más popular y concurrida.

Esta fiesta tradicional de la isla de La Palma nació de forma espontánea y genuina en la década de los 80 y en ella se celebra el regreso de los palmeros a su tierra, tras emigrar en tiempos duros para Canarias a América Latina, principalmente a Cuba. Para esta cita, los indianos caricaturizan a los canarios que emigraron a Las Indias, en una parodia de la ostentosa riqueza que trajeron de vuelta de aquellas tierras. Los indianos portan consigo maletas, baúles, jaulas con animales tropicales y recuerdan los vínculos entre ambas tierras con son cubano y canario, guarachas y guajiras, gastronomía latina y las típicas sopas de miel, además de buñuelos, ron de caña y puros habanos, que son algunos de los emblemas de la fiesta y tradiciones enraizadas en la isla y presentes a día de hoy.

El protagonista de los Indianos de La Palma es La Negra Tomasa que no falla a la cita en el balcón del ayuntamiento y que da el pistoletazo de salida a la celebración de la fiesta. Este personaje fue ideado por Victor Lorenzo Díaz Molina, más conocido como Sosó, que tras varias décadas sigue encarnando este tierno personaje. Tras 20 años participando en la fiesta de forma destacada, Sosó fue reconocido en 2018 por la corporación municipal, que le concedió la Insignia de Oro de Santa Cruz de La Palma.

Laura Bautista ABC España (@abcespana) / Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.