Cada vez queda menos para que comience el Carnaval de Arrecie, que este año tiene como motivo el cine y que se celebrará, tras su aplazamiento, entre el 11 y el 23 de marzo. Pero, ¿qué sabemos de las carnestolendas capitalinas a estas alturas? Sabemos que el Ayuntamiento apuesta por su celebración, siempre que las medidas sanitarias lo permitan, ya que muchas actuaciones ya han sido contratadas y pagadas. Sabemos que habrá entierro de la sardina, concurso de murgas, gala drag, batucadas y comparsas, así como verbenas en El Almacén y en el Parque Ramírez Cerdá, conciertos y actuaciones de DJs, y actividades para mayores.

Sin embargo, siguen pendientes muchas cuestiones cómo la de dónde se van a celebrar los eventos, preguntas que su principal responsable, la actual concejal de Festejos, Encarna Páez trata de responder. “La situación es complicada. Cuando yo llegué a la Concejalía de Festejos ya había un programa preparado por el antiguo concejal y Alfredo Mendoza contaba con el recinto ferial para la mayoría de las actuaciones, salvo para las verbenas y los conciertos de DJs, pero ahora parece que no cuento con él porque han cogido como excusa lo del autocovid”, señala la edil, que no comprende porqué lo que antes estaba bien cuando el PP gobernaba con el Psoe, ahora no lo está. “Yo me pregunto qué pasaría si el concejal siguiera siendo Alfredo Mendoza, ¿qué hubiera pasado entonces?”.

Buscar opciones

Páez asegura que lleva tiempo planteando un encuentro con los responsables sanitarios para buscar opciones, pero nadie se ha puesto en contacto con ella. “El problema es que si no se puede hacer dónde se había pensado inicialmente, hay que montar el escenario en otro lado y eso es un gasto enorme que acabaremos pagando todos los vecinos. Desde Festejos pedimos que, de la misma manera que se montó en las instalaciones del recinto ferial el autocovid para salir del paso, ahora se nos ayude con los gastos que va a generar el cambio”.

En este sentido, las opciones propuestas pasan por la instalación de otro escenario algo más abajo del recinto ferial o en otro lugar, pero teniendo en cuenta que habrá que instalar también baños y vestuarios.

Un carnaval más corto

En cuanto a los detalles del carnaval, Páez apunta que durará en torno a diez días y que la mayoría de las propuestas serán verpertinas, es decir en horario de tarde. “Se ha dicho que no habrá carnaval de día, pero los cantantes ya se han pagado, así que, si es posible sí que se celebrará, pero no un carnaval de día al uso, sino uno adaptado a las circunstancias actuales”, señala. “No habrá coso, pero sí entierro de la sardina, y se celebrará el concurso de murgas, aunque, de momento, sólo se han apuntado tres”.

Revista Lancelot

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.